Páginas vistas en total

viernes, 7 de agosto de 2015

“UN POETA, UN SUEÑO”




Todos los senderos que te desnudan
permanecen sordos, callados,
a la hiedra de mi cuerpo
ante la podredumbre de su propia nada
o de la boca de la imaginación.

Se quedó dormida la odisea del amor
como un fósil de barro,
monedas en el profundo cieno
donde vive el poeta solitario,
cierra las puertas de los pantanos
para que la mariposa verde
fatigada y cansada acaricie
todo lo que fuiste
y todo lo que aún serás.

Sueño que te veo, poeta,
chorreante de relámpagos
tendido sobre el lecho
donde te has dormido,
preso en un fuelle de cristal.

Quiero verte saltar a la cuerda,
resurgir de la espesa niebla
que sube de la tierra
arrebatado de tu última vacilación.

Coge el frente blanco, derrama letras,
intercambia el espacio de las estatuas de cera,
desciende y respira en mi pensamiento
y déjate ver en la balanza dorada y sensible
de una rosa en vuelo,
semejante a la lluvia que yo amo
y que la tristeza de los analfabetos
no te arrastre al silencio
de los que no permiten soñar.

© Rafi Guerra
Derechos registrados de autor.