Páginas vistas en total

viernes, 21 de agosto de 2015

“LA OCTAVA SALA”





Dónde se perdieron tus manos
que no las siento,
dónde tus cabellos de incendio de bosque
con pensamiento,
dónde tus hombros de pámpanas
con bordes de nido de águila...

cierta noche no le di importancia
a tu silencio de galería subterránea,
el olor de todos los perfumes
aún me alimentaba. 

Sin embargo un carruaje 
lanzado al galope
me arrebata,
los nudos de los espejos
abren ventanas,
somos suspiros de estatua
rebuscando en su cama.

Al cruzar la calle
te veo a lo lejos,
sobre ti, tu sombra,
mariposa única fatigada
en la cumbre de un continente. 

Me han dicho que más allá
las playas son negras,
los manzanos no florecen,
la piel no respira
y los recuerdos llegan
en botellas empañadas. 

No abras la puerta de la octava sala.

© Rafi Guerra
Derechos registrados de autor.