Páginas vistas en total

lunes, 3 de octubre de 2016

S.O.S.


Dicen que la dicha llega
en cajitas de sorpresa,
enredada en madreselva,
adornada del canto 
de un ruiseñor nocturno.

Se fue,
del mismo modo en que llegó.

Derribaron las piedras
de la tarde que amabas,
y talaron los árboles 
de tu bosque animado.

Tus lágrimas, pusieron en subasta.
Era el amanecer 
en una calle cercana...

¿Dónde tu voz?
Y será mi destino 
esperar en la puerta,
viendo como otros pasan.

No quiero ser 
tu llamada de auxilio
cuando tienes el mundo arriba.

miércoles, 17 de agosto de 2016

“PUNTOS FINALES”




Dulce amanecer
que embelesa las palabras
de una historia que
ya no puede ser.

Te marchas,
abandonando la vida,
mi vida,
el atardecer,
que va muriendo
entre cabellos dorados,
caricias sin piel.

Te perdí,
mi tierna Elena,
ya no acierto a comprender,
hay cosas que no pueden digerirse
y atraviesan la garganta
como flecha envenenada
en las mieles de un amor
perdido y moribundo.

Hubo una época
en que se mantuvo florecido,
pero se llenó de una anomalía incurable.
Fundido como dúctil metal,
vi como lloraba el árbol,
la indiferencia de la piedra
y como las margaritas
perdían sus hojas,
una a una,
desgarrándose en cada caída.

©Rafi Guerra

Derechos registrados de autor. 

jueves, 21 de julio de 2016

"BAILE SIN MÁSCARA"



Del libro "Te prohíbo Matar"




El cielo es un infierno...


Mientras, un rosario de amor

descuelga por mis vértebras.



Ya en mi cuello siento

la cuerda tensa

del corcel encabritado

en esta danza macabra.



Crujen los gritos sobre la carne

y comienza el baile.


© Rafi Guerra

jueves, 7 de julio de 2016

“EN LOS AZULES DE TU MEMORIA”






Y finges que nada te da miedo.
Deseas escapar del tiempo
creando un firmamento.

Encuentras en tu tormenta
la pregunta que te hiciste
y mientras, todo sucede,
en tu mar...
en los azules de tu memoria.

Nace la vida con la lluvia, 
versos que nacen entre las gotas
renglones caídos con el paso del silencio.

Pasan las aguas, volubles y espontaneas,
estallando en un paisaje que fluye
corriente arriba, volátil y esponjosa,
entre musgo y sentimiento.
Entre el aire y la tierra,
entre el claro oscuro donde te encuentras.


Nubes de mármol,
donde la nostalgia nubla el instante
del tiempo reflexivo, de la grieta  que se abre,
del otoño que vivimos en cada amanecer
o con cada primavera.

Me mantengo muda hasta el próximo sueño
o hasta el siguiente latido,
en el que espero que todo suceda
para caminar por el filo de lo imposible
seco y espeso.

Un vacío absoluto, la soledad inmensa,
las olas de tu mar.
La senda imaginaria y anónima
que todos dejamos al pasar.



© Rafi Guerra

domingo, 5 de junio de 2016

“ME EMBORRACHO DE PUTAS”









Sólo queda un recuerdo

entre los párpados,

un silencio ahogado

entre los dedos.


Sólo la piel de Eva

me resguarda del frío,

instalado en mis huesos,

sin permiso.


No me encuentro en tu boca, 

ni entre ellos,

ni bebiendo de un trago de ternura,

ni tan siquiera me encuentro,

en el hambre hambriento que palpita

en el bolsillo de esta tarde.



No me fui, pero no quiero encontrarme,

con la respuesta hipócrita de un adverbio,

con el bostezo amargo de unos labios,

con el ruido incesante de un martillo,

que golpea con furia,

las sienes de un lamento.


Me emborracho de putas y te alejo.

Se apagaron las luces de la escena,

todas ellas, todas a un tiempo,

y quedó sólo silencio.


© Rafi Guerra

sábado, 4 de junio de 2016

"OJOS DE SOLEDAD"




El susurro del viento en una plaza del parque,

el ligero chirriar de los columpios oxidados
por el galopante tiempo en sus cadenas.


Muda quedo,

las palabras tienen miedo 
de salir de mi boca.


-¿No dices nada? 

-Pregunta la soledad que me acompaña.


Un hilo de voz sale de mis labios,

-¡¡No puedo más!!


Contemplo su rostro maquillado,

no pestañeo y me pierdo
en su infinita mirada.


Un caminar entre brasas...

-¿Recuerdas soledad?
Yo solo iba de paso

y ahora me acompañas.


© Rafi Guerra