Páginas vistas en total

miércoles, 17 de agosto de 2016

“PUNTOS FINALES”




Dulce amanecer
que embelesa las palabras
de una historia que
ya no puede ser.

Te marchas,
abandonando la vida,
mi vida,
el atardecer,
que va muriendo
entre cabellos dorados,
caricias sin piel.

Te perdí,
mi tierna Elena,
ya no acierto a comprender,
hay cosas que no pueden digerirse
y atraviesan la garganta
como flecha envenenada
en las mieles de un amor
perdido y moribundo.

Hubo una época
en que se mantuvo florecido,
pero se llenó de una anomalía incurable.
Fundido como dúctil metal,
vi como lloraba el árbol,
la indiferencia de la piedra
y como las margaritas
perdían sus hojas,
una a una,
desgarrándose en cada caída.

©Rafi Guerra

Derechos registrados de autor.