Páginas vistas en total

jueves, 6 de agosto de 2015

“EN EL VACÍO QUE LA RODEA"




Signos mágicos
que envuelven
las ropas y las caras. 
¿Qué sé yo si la música
cambia de golpe
el sonido del acorde? 
No llores como las sombras
que se tragan a sorbos
su desgracia. 
Envuelvo en humo
las bocas de los cretinos
que creen tener la razón. 
Tal vez somos
la ilusión de otras ilusiones
o simplemente una ilusión. 

Sal del rincón en el que te escondes
y que tu belleza de dimensiones inconciliables
pueda abrir los ojos y caminar,
él está demasiado ocupado
castigándote con el cinturón. 
Que no escape tu inocencia a golpes
sin saber siquiera que hay un patio donde bailar.
Y bebo un trago a tu salud, te espero fuera.
© Rafi Guerra 
Derechos registrados de autor.