Páginas vistas en total

domingo, 9 de agosto de 2015

“TOQUE DE QUEDA AL SILENCIO”





Me resbaló un verso de los dedos
que fue a parar a tus labios
y en el susurro más callado del alma,
le sonrío a los besos
apoyados sobre el firme de tu pecho.

Exijo al destino
un regalo merecido,
en caída libre respiro
el perfume dulce de tu aliento.

No existe espacio, no existe tiempo,
en la belleza transparente de un momento.
Un toque de queda le dice al silencio
que no es hora de hablar,
la hora de sentir llama a la puerta.


Con un puñal en los dientes
esculpo en el tronco del árbol
el mugir del viento,
el eco del trueno y un te quiero.

Ya nada se escucha...
El verso de tus labios enmudeció al sonido.

© Rafi Guerra
Derechos registrados de autor