Páginas vistas en total

lunes, 28 de marzo de 2016

“UN TRAGO DE SOLEDAD”



El tiempo,
se va comiendo a la vida,
mi labio, derrama el odio
incurable de las vanidades.

Las soledades bebidas
tienen el sabor de la melancolía.

Extenuada, tras un telón de remordimientos,
ya nada me turba en la tierra estéril
de un sueño sin tormento.

Sola, en el sueño oscuro del ataúd de tu alma
vagando como fantasmas entre la niebla.

Mis palabras delirantes,
tratan de llenar el vacío con mis versos
junto a rimas mortificadoras.

Ya no escucho tu voz,
las rosas se secan en mis manos.
Rosas secas y marchitas a la luz de una triste luna.

Sólo dejaré un suspiro.

No fui más que una sombra en la oscuridad. 


© Rafi Guerra