Páginas vistas en total

viernes, 2 de octubre de 2015

"LA NOCHE LADRONA"






Espejos que anudan los reflejos,
sobre un plato, mi alma,
ofrece sueños que resbalan
por la comisura de tus besos.

Rasgo el silencio que aúlla,
remiendo mis manos
y les muestro las palabras.

Las teclas rabiosas de un piano
muerden los dedos,
clavan las bocas.

Me siento en el camino polvoriento.
Sale un sol.
No hay abrazos.
El vacío está hueco.

No hay nada.
Vacío. Hueco.
Silencio. Nada.   

© Rafi Guerra
Derechos registrados de autor